sábado, 20 de enero de 2018

44 (Ansiedad)

Desde que empecé a tomar estas pastillas no sueño.
¿Qué pastillas?
Esa es otra historia.
Lo importante ahora es que no sueño, si no sueño no siento, si no siento no escribo.
Y no estoy escribiendo.
Soy una bolsita hecha de ansiedad que está deseando que termine de una vez por todas enero, necesito deshincharme.
No explotar.
Explotar no mola.
Explotar me hará volver a la madrugada del 6 de agosto de 2017.
Creo no querer volver a ese estado.
Las pastillas de todos modos no me dejan volver a ese estado (ni aunque quisiese).
¿Qué contiene esta bolsita de ansiedad?
Exámenes, trabajo (ya tengo trabajo, dentro de tres horas será mi primer día), el examen práctico de la autoescuela, la carencia de dinero y mi situación familiar.
Puedo aguantar bien la ansiedad de mi situación familiar, pero las pastillas no dan más de sí y si metes todo lo anterior en la bolsa, a la vez y a presión, ya no respiro bien.
Un punto positivo de todo esto es que ya no vivo mi ansiedad en silencio.
¿Me estaré repitiendo mucho? 
Es ¿gracias? a las pastillas.
Share:

jueves, 21 de diciembre de 2017

43 (A veces escribo).

El martes al salir de la biblioteca de mi universidad vi un cartel que anunciaba un concurso de relatos fantásticos, de terror o de ciencia ficción, así que he decidido presentarme. No tiene gran interés esto para nadie más que para mi, supongo, pero necesito dejar constancia de lo que quiero o tengo pensado hacer para llevarlo a cabo, porque más veces de las que me gustaría no he hecho algo porque lo he ido posponiendo. También me he apuntado en el calendario la fecha en la que cierran las entregas de relatos.
Me apetece mucho, creo que el terror sería el género que mejor se me daría de esos tres, pero tampoco descarto la fantasía.
Por otra parte, me da un poco de pudor presentarme, solo me he presentado una vez a algo así y siquiera era un concurso, había que hacer un poema y algunos los publicaban en el periódico del colegio al que iba, me presenté muy ilusionada y el mio no lo publicaron.
Confieso que fue un chasco tremendo para una niña de diez años, y me sentí la peor escritora del mundo.
Tengo miedo a volver a intentarlo y volver a fallar.
Aunque bueno, es anónimo, solo se sabrá el nombre del autor del relato que gane.

Share:

domingo, 19 de noviembre de 2017

42 (Egoísmo)

Cada mañana de estas últimas semanas me he despertado pensando que quiero dejarlo todo atrás e irme sin decirle nada a nadie, sin dejar pista, sin móvil y casi sin dinero.
Me he despertado pensando en huir, como si eso fuese lo mejor que podría hacer, un bien común, aunque no tan común, mas bien un bien muy egoísta, las personas que me aprecian y quieren se preocuparían por mí y me echarían de menos, esto me lleva a lo siguiente en lo que pienso al despertarme, y es, ojalá no querer a nadie y que nadie me quisiera, no tener apego a ningún ser humano, si así fuese me hubiese ido hace mucho, no sé a donde, no sé qué estaría haciendo.
Estoy vacía.
Muy vacía.
No sé que hacer para satisfacerme porque no se quién soy, no me conozco.
No quiero ser nadie.
No quiero ser nada.
No quiero existir.
Share:

martes, 7 de noviembre de 2017

41 (Tormenta)

Ayer por la noche me corté el pelo y estoy muy feliz.
Hoy he compartido unas horas con mi pareja y estoy muy feliz.
Mi hermano pequeño se ha enfrentado al que es el "líder de su pandilla" (auto proclamado) después de amenazarle con que le echaría de la pandilla si no hacía lo que él decía al grito de "no hace falta que me eches tú, me voy yo", y estoy muy feliz.
Tengo el corazón feliz.
He cogido un libro prestado de la biblioteca que se llama "Inés", es una novela policíaca, y mientras lo leía sentada en la silla se me ha ido la mente a lo feliz que he sido hoy junto a mi pareja, de ahí me he imaginado en un futuro viviendo juntos, y me ha golpeado la pregunta "¿cómo sería la convivencia?". Me considero una persona bastante individual, ¿sería capaz de llevar una vida junto a otra persona compartiendo un mismo espacio? ¿esa persona sería capaz de llevarla conmigo?
Me he sorprendido contestándome "es imposible que mi pareja y yo no congeniemos, le quiero", pero no lo es.
La mayoría de las veces no sabes lo bien que te cae esa persona hasta que no vivís juntos, me ha pasado con familia con la que no tenía ningún problema llegar a odiarla por este motivo. 
Con esto no quiero llegar a ninguna conclusión, es mas algo que me ha empezado a atormentar porque él me hace muy feliz pero ¿seríamos igual de felices siendo más íntimos?, me da un poco de pánico. 
Share:

miércoles, 18 de octubre de 2017

40 (Tengo tantas quejas que empezaré por esta: )

Estoy decepcionada con como las fuerzas del universo me afectan, hoy podría haber hecho una sesión de fotos muy guay pero gracias al atasco que ha habido he llegado una hora tarde, y lógicamente no la he acabado haciendo.
Estoy muy decepcionada con lo que me pasa siempre, quiero hacer cosas nuevas, me esfuerzo en salir de mi zona de confort, algo que no es nada fácil, y todo acaba saliendo mal, me ilusionan esas nuevas actividades y me siento como en el cuento de le lechera constantemente. Mientras voy con la leche tan tranquila a venderla imagino todo lo que compraré y hasta dónde conseguiré llegar gracias al dinero que consiga de la leche, pero antes de conseguir siquiera llegar al mercado se me cae la jarra y veo mis sueños esparcirse por el suelo y tragárselos la tierra.
Tengo muchas ganas de llorar ahora mismo.
¿La solución es no volver a ilusionarme con nada?
Voy a quemar el libro de "El Secreto" en el que te dice que pienses en positivo y atraerás a ti fuerzas positivas que te ayudarán a cumplir lo que persigues.
Pues yo persigo lo que quiero y la leche se me sigue cayendo, una y otra vez, al suelo.
Es la vez que más escribo porque estoy muy enfadada, triste, decepcionada y desilusionada.
Vivo en una contradicción conmigo misma porque una parte de mi me grita que me siente y vea la vida pasar, porque de todos modos no voy a conseguir nada ya que no tengo talento alguno, y otra parte me chilla que porque algo no me salga bien a la primera no quiere decir que tengo que dejar de intentarlo.
Por ahora me voy a estudiar.
Los dos primero exámenes han sido horribles.
No sé estudiar.

Share:

domingo, 15 de octubre de 2017

39 (actualizo)

He borrado todo.
Empiezo de nuevo.
Ya tengo el portátil de vuelta así que ya podré retomar el libro, si es que se me ocurre algo que escribir.
Ayer me dolía la tripa.
Ya no.
Tengo un problema, y creo que es serio, solo me gusta lo que escribo cuando estoy muy triste, y me gusta mucho escribir, a veces me obligo a estar triste solo para poder sentirme más viva, la felicidad me da escalofríos.
¿Esto es malo?
¿Es bueno?
¿Qué es el mal?
¿Qué es el bien?
¿Qué soy?
Share:

miércoles, 20 de septiembre de 2017

38 (La felicidad)

Tengo una sensación de falsa felicidad que creo viene de la tristeza de mi madre.
Si ella está triste, yo debo estar feliz.
Por otra parte, dudo de todo, soy un poco socrática sin la parte machista de la época, por lo tanto me hace dudar hasta de la sensación de que es una falsa felicidad, y creo pensar que sí, que estoy bien, que mis pensamientos suicidas y todo lo negativo que me rodeaba ha desaparecido del día a la mañana.
Tengo dos hipótesis (la diferencia entre hipótesis y teoría es que la primera no la hemos podido demostrar), una para mi sensación de felicidad y otra para mi afirmación de mi felicidad.
La primera es que mi felicidad es falsa porque se ha terminado el verano, el cual a mí a diferencia de a vosotrxs me entristece mucho, y por fin he vuelto a la rutina de la universidad,es decir, el estudiar mantiene mi mente ocupada en otros pensamientos.
La otra es que el accidente me trajo a la realidad de golpe.
De golpe literalmente.
Que he vuelto al mundo de los vivos y he abandonado mi posición egoísta, además de que me he dado cuenta de la tristeza que provocaría en mis seres queridos, algo que no deseo.
Por último siento que analizo demasiado el sentimiento de felicidad y el por qué pero la tristeza simplemente la acepto como una parte más de mí.
La trsiteza es tan pura.
Otro día hablaré de ello.

Share:

lunes, 4 de septiembre de 2017

37 (Pienso, luego existo 2.0)

Una de las escasas noches en las que he salido a cenar con una amiga, volviendo en transporte público a mi humilde morada, andando el corto trayecto desde la parada de autobús hasta mi portal, bajo la noche vacía, falta de luz, de estrellas, pensé:
"Pienso, luego existo."
Esa afirmación me describe tanto como mi nombre.
Le comencé a dar vueltas por mi anterior entrada en este blog y por una conversación llena de banalidades que presencié aquella noche, antes de conseguir huir de esas personas sosas y sin criterio.
Tampoco las conozco, quizás si me paro a analizar su cultura y sus deseos y pensamientos me doy cuenta de que son personas maravillosas que merece la pena conocer.
Lo dudo mucho.
Idiotas. Así es como les definiría.
Con esto no quiero decir que yo soy mejor que ellos.
Con esto quiero decir que yo no soy idiota.
Y ellos sí.
No se lo tomen a insulto.
Me he dado cuenta de algo más que quería compartir, apreciáis muy poco el escuchar, y es lo más importante en el aprendizaje. Consideráis el silencio una carga cuando en realidad la carga es las conversaciones banales que intentáis mantener con tal de perder el tiempo.
Me ponéis de los nervios.
Callad.
Escuchad.
Y dejaréis de ser idiotas.
Idiotas.
Share:

viernes, 1 de septiembre de 2017

36 ( Pienso, luego existo.)

Al decir todo lo que pienso en alto me da la sensación de que pierde todo el sentimiento, mi voz la oigo patética y falta de valor.
Todo lo que digas puede ser usado en tu contra, pero no todo lo que piensas, nadie sabe lo que piensas si no lo manifiestas. Pensar es maravilloso.
Pensar te hace cometer injusticias con una menor frecuencia, y te hace replantearte hasta tus propias afirmaciones.
Pensad queridxs pensad.
Es maravilloso.
Y como todo lo maravilloso, es también peligroso.

Share:

sábado, 19 de agosto de 2017

35 ( "coche estrellado contra pared" )

Un mes en Rumanía ha pasado volando, y más cuando una hace de las suyas y decide estrellar un coche contra una pared.
Esta mañana tengo el corazón alarmado, bombea muy deprisa y me deja pensando si es por todo el ajo que comí anoche o por todo el té de menta que he bebido al despertarme.
Volviendo al tema "coche estrellado contra pared", estoy mejor, gracias por preguntar, las heridas físicas se están curando, y las del corazón están en ello, esas son más complicadas.
He soñado con mi antiguo grupo de teatro, he llorado al verles actuar, supongo que les echo mucho de menos. ¿Hacia dónde encauzaré yo mi futuro?
También he soñado que me acostaba con un muy buen amigo de mi actual pareja, y me preguntaba si él sabía quién era mi pareja, porque parecía feliz de haber hecho aquello, fue extraño. Pero los sueños son extraños.
Qué maravillosos son los sueños.
De nuevo me he ido del tema "coche estrellado contra pared". Todavía no puedo hacer declaraciones, ha sido todo muy ilegal y me han salvado. El resumen sería: No ha muerto nadie.
Aunque quizás yo sí.
Un poco más que antes.
O un poco más viva.
No me puedo dar cuenta.
No me quiero dar cuenta.
Quiera o no,
me acabaré enterando.
Share: