domingo, 1 de julio de 2018

48 (Mis últimos meses)

Prólogo
Duermo, no descanso, no sueño, me levanto, obligada, por obligación, tengo obligaciones.
Tomo pastillas para la concentración, para aprobar, seguir adelante, las tomo para que se acabe el año.
Mucha energía, demasiada, me recorre y corro, de un lado a otro, no pienso, no mucho, si no demasiado.
Estoy aprobando, avanzando, drogando, las recomiendo.
No estoy triste, no tengo tiempo, ni para escribir, no puedo, necesito tristeza.

Capítulo 1
Sigo sin tener el valor de decirle a mi madre que ya no somos pareja, me pregunta por ti.
Has vuelto, sabía que lo harías, algunas amigas me lo dijeron también, "quien se fue sin ser echado vuelve sin ser llamado".
No lo sabes pero si llegas a volver un poco antes, quizás ahora mismo estaríamos juntos.
Todo esto debería de tener el valor de decírtelo a ti personalmente, cara a cara, tuve mi oportunidad el día que me dijiste "tengo claro que quiero volver y quiero que en nuestra relación nos veamos más, ¿tú qué quieres?", pero tenía que barajar tantas posibilidades, y contigo delante me era imposible pensar en otra cosa que no fuese besarte o perderme en tus ojos.
Lo estoy alargando tanto porque los exámenes me están absorbiendo la energía. No tengo energía para enfrentarte.
Te quiero.
Pero...

Capítulo 2
Siquiera me fijé en ti al principio, no me interesabas, y tú me veías insoportable.
Han pasado tantas cosas desde que entraste a trabajar. Ahora siento que te voy conociendo, y tu ya me soportas.
Eres una de las razones principales por las que me quedo contigo, no busco más de lo que me das.
Somo amigos, buenos amigos, y los demás saben que somo amigos, de una forma distinta a la que lo somos, pero amigos.
Somos un secreto a voces.

Share:

viernes, 18 de mayo de 2018

46 (Ruptura.)

18/04/2018
Cómo puede doler tanto una situación que ya sabías que iba a llegar, una situación que no has parado de alargar, me duele el corazón, me arden los ojos y me palpita la sien.
La tristeza me nubla la vista y en el espejo solo veo un gran punto rojo.
Me propuse cambiar, avanzar en la vida, tratar mejor a las personas a las que quiero, mimarlas, abrazarlas cuando lo necesiten y cuando no también, apoyarme en ellas y dejarlas que se apoyen. 
Nada ha sido así.
He pensado solo en mí y en mis sentimientos.
Soy tan egoísta.
No entiendo muchas cosas que por miedo ya no pregunto.
¿Molestaré si lo hago?
¿Qué hago?
¿Qué hacemos?
¿Dónde nos encontramos?
¿Se acabó?
Se acabó.
Le dije adiós.
Me pidió que lo hiciera, no con palabras, pero me lo pidió.
Ojalá no lo hubiese hecho.


Share:

miércoles, 14 de marzo de 2018

45 (Fracasada.)

En mi entrada número 43 dije que me presentaría a un concurso de relatos, no me sorprende que al final no lo haya hecho, en eso se resume mi vida, en decir que voy a intentar cosas nuevas y siquiera empezarlas.
Me decepciono constantemente y es un sentimiento bastante duro.
Por otro lado, seguimos hablando de concursos a los que tengo planeado presentarme (y quizás se quede en eso, en un plan). Los NYX Spain Face Awards (un concurso de maquillaje) ya han empezado, y el año pasado dije que este año me presentaría, pero sinceramente no me veo ni de lejos al mismo nivel que las personas que se van a presentar (y partimos de que siquiera sé aún quiénes se van a presentar), hay que grabar un vídeo y subirlo a YouTube, me da TANTA vergüenza, no me veo capaz. Voy a confesar que ya he intentado en otras ocasiones grabar un vídeo para YouTube, y en todas fracasé, no veo qué podría ofrecer yo al mundo que otras personas no estén ofreciendo ya, no se me da lo suficientemente bien nada y como nunca acabo lo que empiezo no se me dará lo suficientemente bien nada nunca.

Ojalá me cierre la boca a mi misma y me acabe presentando, por mucho que sepa que no voy a pasar siquiera la primera fase.

Hay que ser más positivxs en la vida.
Por mucho que la veamos sin sentido.
No vivamos por lxs demás, si no por nosotrxs mismxs.


Share:

sábado, 20 de enero de 2018

44 (Ansiedad)

Desde que empecé a tomar estas pastillas no sueño.
¿Qué pastillas?
Esa es otra historia.
Lo importante ahora es que no sueño, si no sueño no siento, si no siento no escribo.
Y no estoy escribiendo.
Soy una bolsita hecha de ansiedad que está deseando que termine de una vez por todas enero, necesito deshincharme.
No explotar.
Explotar no mola.
Explotar me hará volver a la madrugada del 6 de agosto de 2017.
Creo no querer volver a ese estado.
Las pastillas de todos modos no me dejan volver a ese estado (ni aunque quisiese).
¿Qué contiene esta bolsita de ansiedad?
Exámenes, trabajo (ya tengo trabajo, dentro de tres horas será mi primer día), el examen práctico de la autoescuela, la carencia de dinero y mi situación familiar.
Puedo aguantar bien la ansiedad de mi situación familiar, pero las pastillas no dan más de sí y si metes todo lo anterior en la bolsa, a la vez y a presión, ya no respiro bien.
Un punto positivo de todo esto es que ya no vivo mi ansiedad en silencio.
¿Me estaré repitiendo mucho? 
Es ¿gracias? a las pastillas.
Share:

jueves, 21 de diciembre de 2017

43 (A veces escribo).

El martes al salir de la biblioteca de mi universidad vi un cartel que anunciaba un concurso de relatos fantásticos, de terror o de ciencia ficción, así que he decidido presentarme. No tiene gran interés esto para nadie más que para mi, supongo, pero necesito dejar constancia de lo que quiero o tengo pensado hacer para llevarlo a cabo, porque más veces de las que me gustaría no he hecho algo porque lo he ido posponiendo. También me he apuntado en el calendario la fecha en la que cierran las entregas de relatos.
Me apetece mucho, creo que el terror sería el género que mejor se me daría de esos tres, pero tampoco descarto la fantasía.
Por otra parte, me da un poco de pudor presentarme, solo me he presentado una vez a algo así y siquiera era un concurso, había que hacer un poema y algunos los publicaban en el periódico del colegio al que iba, me presenté muy ilusionada y el mio no lo publicaron.
Confieso que fue un chasco tremendo para una niña de diez años, y me sentí la peor escritora del mundo.
Tengo miedo a volver a intentarlo y volver a fallar.
Aunque bueno, es anónimo, solo se sabrá el nombre del autor del relato que gane.

Share:

domingo, 19 de noviembre de 2017

42 (Egoísmo)

Cada mañana de estas últimas semanas me he despertado pensando que quiero dejarlo todo atrás e irme sin decirle nada a nadie, sin dejar pista, sin móvil y casi sin dinero.
Me he despertado pensando en huir, como si eso fuese lo mejor que podría hacer, un bien común, aunque no tan común, mas bien un bien muy egoísta, las personas que me aprecian y quieren se preocuparían por mí y me echarían de menos, esto me lleva a lo siguiente en lo que pienso al despertarme, y es, ojalá no querer a nadie y que nadie me quisiera, no tener apego a ningún ser humano, si así fuese me hubiese ido hace mucho, no sé a donde, no sé qué estaría haciendo.
Estoy vacía.
Muy vacía.
No sé que hacer para satisfacerme porque no se quién soy, no me conozco.
No quiero ser nadie.
No quiero ser nada.
No quiero existir.
Share:

martes, 7 de noviembre de 2017

41 (Tormenta)

Ayer por la noche me corté el pelo y estoy muy feliz.
Hoy he compartido unas horas con mi pareja y estoy muy feliz.
Mi hermano pequeño se ha enfrentado al que es el "líder de su pandilla" (auto proclamado) después de amenazarle con que le echaría de la pandilla si no hacía lo que él decía al grito de "no hace falta que me eches tú, me voy yo", y estoy muy feliz.
Tengo el corazón feliz.
He cogido un libro prestado de la biblioteca que se llama "Inés", es una novela policíaca, y mientras lo leía sentada en la silla se me ha ido la mente a lo feliz que he sido hoy junto a mi pareja, de ahí me he imaginado en un futuro viviendo juntos, y me ha golpeado la pregunta "¿cómo sería la convivencia?". Me considero una persona bastante individual, ¿sería capaz de llevar una vida junto a otra persona compartiendo un mismo espacio? ¿esa persona sería capaz de llevarla conmigo?
Me he sorprendido contestándome "es imposible que mi pareja y yo no congeniemos, le quiero", pero no lo es.
La mayoría de las veces no sabes lo bien que te cae esa persona hasta que no vivís juntos, me ha pasado con familia con la que no tenía ningún problema llegar a odiarla por este motivo. 
Con esto no quiero llegar a ninguna conclusión, es mas algo que me ha empezado a atormentar porque él me hace muy feliz pero ¿seríamos igual de felices siendo más íntimos?, me da un poco de pánico. 
Share:

miércoles, 18 de octubre de 2017

40 (Tengo tantas quejas que empezaré por esta: )

Estoy decepcionada con como las fuerzas del universo me afectan, hoy podría haber hecho una sesión de fotos muy guay pero gracias al atasco que ha habido he llegado una hora tarde, y lógicamente no la he acabado haciendo.
Estoy muy decepcionada con lo que me pasa siempre, quiero hacer cosas nuevas, me esfuerzo en salir de mi zona de confort, algo que no es nada fácil, y todo acaba saliendo mal, me ilusionan esas nuevas actividades y me siento como en el cuento de le lechera constantemente. Mientras voy con la leche tan tranquila a venderla imagino todo lo que compraré y hasta dónde conseguiré llegar gracias al dinero que consiga de la leche, pero antes de conseguir siquiera llegar al mercado se me cae la jarra y veo mis sueños esparcirse por el suelo y tragárselos la tierra.
Tengo muchas ganas de llorar ahora mismo.
¿La solución es no volver a ilusionarme con nada?
Voy a quemar el libro de "El Secreto" en el que te dice que pienses en positivo y atraerás a ti fuerzas positivas que te ayudarán a cumplir lo que persigues.
Pues yo persigo lo que quiero y la leche se me sigue cayendo, una y otra vez, al suelo.
Es la vez que más escribo porque estoy muy enfadada, triste, decepcionada y desilusionada.
Vivo en una contradicción conmigo misma porque una parte de mi me grita que me siente y vea la vida pasar, porque de todos modos no voy a conseguir nada ya que no tengo talento alguno, y otra parte me chilla que porque algo no me salga bien a la primera no quiere decir que tengo que dejar de intentarlo.
Por ahora me voy a estudiar.
Los dos primero exámenes han sido horribles.
No sé estudiar.

Share:

domingo, 15 de octubre de 2017

39 (actualizo)

He borrado todo.
Empiezo de nuevo.
Ya tengo el portátil de vuelta así que ya podré retomar el libro, si es que se me ocurre algo que escribir.
Ayer me dolía la tripa.
Ya no.
Tengo un problema, y creo que es serio, solo me gusta lo que escribo cuando estoy muy triste, y me gusta mucho escribir, a veces me obligo a estar triste solo para poder sentirme más viva, la felicidad me da escalofríos.
¿Esto es malo?
¿Es bueno?
¿Qué es el mal?
¿Qué es el bien?
¿Qué soy?
Share:

miércoles, 20 de septiembre de 2017

38 (La felicidad)

Tengo una sensación de falsa felicidad que creo viene de la tristeza de mi madre.
Si ella está triste, yo debo estar feliz.
Por otra parte, dudo de todo, soy un poco socrática sin la parte machista de la época, por lo tanto me hace dudar hasta de la sensación de que es una falsa felicidad, y creo pensar que sí, que estoy bien, que mis pensamientos suicidas y todo lo negativo que me rodeaba ha desaparecido del día a la mañana.
Tengo dos hipótesis (la diferencia entre hipótesis y teoría es que la primera no la hemos podido demostrar), una para mi sensación de felicidad y otra para mi afirmación de mi felicidad.
La primera es que mi felicidad es falsa porque se ha terminado el verano, el cual a mí a diferencia de a vosotrxs me entristece mucho, y por fin he vuelto a la rutina de la universidad,es decir, el estudiar mantiene mi mente ocupada en otros pensamientos.
La otra es que el accidente me trajo a la realidad de golpe.
De golpe literalmente.
Que he vuelto al mundo de los vivos y he abandonado mi posición egoísta, además de que me he dado cuenta de la tristeza que provocaría en mis seres queridos, algo que no deseo.
Por último siento que analizo demasiado el sentimiento de felicidad y el por qué pero la tristeza simplemente la acepto como una parte más de mí.
La trsiteza es tan pura.
Otro día hablaré de ello.

Share: