miércoles, 31 de agosto de 2016

21. (Empiezan las recuperaciones).

No me gusta nada releer lo que escribo porque me avergüenzo de mi misma (a veces) (unas cuantas), entonces no reviso nunca lo que he escrito hace tiempo, simplemente lo borro, lo raro es que haya llegado hasta la entrada número 21 sin haber borrado ninguna anterior. Supongo que las dejaré por si algún día se me quita esa vergüenza y me decido a releerlas.
Mañana tengo mi primera recuperación, la de matemáticas, y me apetece mucho hacer el examen la verdad, llevo un poco coja la parte de geometría.
No tengo mucho más que decir.
No se si en la anterior entrada mencioné ya que no salgo mucho de casa estos días para prepararme para los exámenes, aunque ya digo, que no estudio tanto como debería, la mitad del día me lo paso leyendo novelas, maldita yo.
Mi madre me quita el móvil para no entretenerme y yo pues bueno, leo y escribo para sustituirlo. Sí, ya sé que hago mal.
No paro de quejarme de que no tengo fuerza de voluntad pero es que tampoco lo remedio. Soy maravillosa.
Debería apagar el ordenador y esconder el libro :')
XAO

jueves, 18 de agosto de 2016

20. (Estoy orgullosa de mí).

Hace tiempo que no escribo nada, empecé un diario a principios de verano y lo dejé a principios de verano. Me da rabia hacer esto siempre, empezar algo y no acabarlo, aunque sí estoy orgullosa de que ayer me puse a coser un conjunto y lo terminé, no lo dejé a la mitad, y lo mejor de terminarlo es que me gustó el resultado, no lo he tirado, estoy orgullosa de mi minipaso hacia una vida más responsable.
No me voy a mentir, estoy estudiando una caca porque cuando estudio soy súper creativa y se me ocurren un montón de cosas que hacer (como lo de coserme ese conjunto), pero me estoy poniendo más en serio.
Me han pasado tantas cosas en realidad, se mezclan tantos sentimientos, poco a poco me voy conociendo mejor a mí misma, y me gusto, soy una chica maja oye.
Hoy viendo fotos antiguas (y bebiendo un licor de nueces que me han regalado) me he acordado de por qué me corté el pelo. Me gustaba mi pelo largo y me veía guapa, pero fue una especie de rebelión y de decisión final. Estuve saliendo con un chico que me acabó haciendo muchísimo daño, más del que yo pensaba en el pasado, pero me he ido dando cuenta de la gran brecha que me hizo. A él le encantaba mi pelo largo y cuando le dije que estaba pensando en cortármelo me dijo que no lo hiciese porque no le gustaban las chicas con el pelo corto, así que no lo hice por él, por gustarle, porque a mí él me gustaba mucho, cuando lo dejamos seguí sin cortármelo con la esperanza de volver, de que le siguiese gustando aunque fuese por el pelo largo, entonces meses después volvimos a estar juntos, GRAN ERROR, así que cuando lo volvimos a dejar dije "¡HASTA AQUÍ!", y corté tanto mi pelo como el contacto con él. Actualmente no tengo ni idea de qué es de su vida.
Así que bueno, sí me corté el pelo para obligarme a mi misma a desprenderme de él.



(Aquí está mi pequeño orgullo)