sábado, 29 de octubre de 2016

25 (¿Qué pasa?).

Estoy un poco cansada, no se si en alma o en cuerpo, pero cansada.
Tengo que dejar de pensar que todo lo que sucede a mi alrededor es una conspiración porque dudo de todo el mundo, hasta de mi misma, y además me siento impotente por no poder desenmascararlas por no tener pruebas.
¿Tiene sentido lo que estoy diciendo?
Ahora mismo para mí sí, quizás dentro de dos semanas deje de tener sentido hasta para mí, porque tengo mala memoria y porque los sentimientos cambian.
A lo que me refiero con todo esto es que quizás debería dejarme querer un poco más y no apartar a todo el mundo de mí.

Ah, por cierto, en la universidad bien.

jueves, 6 de octubre de 2016

24 (Fotografías).

Estoy dando una vueltecita por el pasado (cosa que mi madre odia) y me parece impresionante la evolución de mis fotos, no porque hayan ido a mejor, que bueno, puede ser, si no porque se va viendo como empecé a decaer (mentalmente digamoslo así).
Al principio en todas las fotos sonreía, se ven colores llamativos y vivos de fondo, son fotos, en su mayoría de mi cara, y sobre todo de mis ojos.
Al principio siquiera me preocupaba por mi cuerpo, por lo que me "sobraba" o "faltaba", pero no sé como empecé a odiarlo y a querer cambiarlo. Así que empecé a adelgazar (demasiado), y me sentía muy bien, odiaba las fotos en bikini/bañador, así que las evitaba a toda costa, hasta el verano en el que llegué a pesar 45 kilos, son las únicas fotos en bikini que tengo, porque me sentía delgada y guapa. Pero me acomplejaba de una forma tremenda de mis piernas, de mi nariz, de mi culo, de mis tetas (me habían desaparecido por adelgazar), me había dejado de gustar hasta el verde de mis ojos.
Después de eso, las fotos cada vez se van haciendo más oscuras, me gustaba mucho usar el negro a la hora de editar, empecé a verme mas "provocativa" para intentar esconder que en realidad pocas cosas me gustaban de mi, incluso mi pelo largo lo empecé a odiar "es demasiado largo, es demasiado seco, tengo demasiada cantidad".
Cuando por fin me lo corté empezaron a predominar los primeros planos de mi cara, expresiones melancólicas, mirada perdida, tonos fríos, la piel muy blanca en contraste con los ojos muy verdes.
Y después de eso empecé con los desnudos, nunca se veía nada directamente, era más la provocación, y me sentí muy cómoda con ese tipo de fotografías, me gustaban mucho (y me siguen gustando).
A mí me dolía mucho cuando enseñaba alguna que otra foto o a alguien cercano o a mi hermana, y me decían "pareces una prostituta no subas eso a ningún lado", así que dejé de enseñar mis fotos, hay muchísimas que he borrado porque me sentía mal porque me gustasen esas fotos y a los demás no.
Hoy en día no sabría decir en qué punto estoy, me duelen menos las críticas hacia mis fotos y si me dicen "borra esa foto, pareces bla bla bla", ya no lo hago, si a mi me gusta la dejo. Pero sigo sin enseñar muchas de las que me gustan por miedo.